Páginas vistas en total

lunes, 21 de febrero de 2011

MUERE MI MADRE

El día 28 de Septiembre del año 2.000 muere mi madre a la edad de noventa años, ese día tuve lugar de reflexionar sobre la vida de mi madre. Según me contaba ella y así consta, mi madre nació el día diez de Febrero del año 1.910, hija de Pedro Rubio Navarro y de Isabel Alcaraz Marquina. Fue la segunda de las tres que tuvieron mis abuelos; primero nació su hermana María, después nació ella y después su hermana Isabel.


Mi abuela murió al poco tiempo de nacer su hija Isabel, y mi abuelo quedó viudo y con tres hijas pequeñas. Mi tía María, que entonces no tenía los doce años, debía ocuparse de hacer las labores de la casa y cuidar de sus hermanas. Era demasiada carga para una niña tan pequeña. Mi abuelo buscó mujer y se volvió a casar, y una tía de mi madre que no tenía hijos le dijo a mi abuelo que le dejara a mi madre para que ella se hiciera cargo de la pequeña y así poder llevar entre todos a las tres niñas. Mi abuelo accedió y se la llevó.


Mi madre se crió como una reina en casa de su tía María, y la nueva mujer de mi abuelo comenzó a tener hijos, hasta llegar a cinco.


Mi madre se hizo adulta y conoció a mi padre, se hicieron novios y se casaron allá por el año 1.930. Se fueron a una casa de alquiler en la calle Alfonso XIII, donde nacimos los cinco hermanos que somos. En el año 1.944 el dueño de la casa la puso en venta, pero mis padres no disponían de dinero para comprarla y tuvieron que buscar otra de alquiler para cambiarse.
En la calle Alta numero 7 encontraron casa y allí nos trasladamos, pero fue en la primera y antes de que naciéramos mi hermana Isabel y yo, cuando mis padres comienzan a tener dificultades
 económicas.



miércoles, 16 de febrero de 2011

JUEZ DE PAZ

En el año 1995 me presenté a la elección de juez de paz sustituto por Santomera, junto con Juan López Pérez, y salimos elegidos para un mandato de cuatro años, en los cuales tuve numerosas intervenciones. En ese puesto, aunque poco, cobraba los días que sustituía al titular.

En el año 1.996 fundamos la Feria del Limón entre unos cuantos compañeros. Fue un éxito total, hicimos la feria durante tres años seguidos. Combinamos la feria con el Día del Ayuntamiento y la fiesta de Santomera. Se promocionaba el producto de nuestra tierra, que no era otro que el limón. Tuvo tal éxito que en el año 1.998 nos invitaron a participar en la Feria Internacional de Silleda en Galicia. Tuvimos un éxito rotundo, se hicieron contratos de ventas de limón para el extranjero y se repartieron más de cinco mil kilos de limones en bolsitas de medio kilo, y quedamos invitados para el año siguiente por la Xunta de Galicia.

Pero al año siguiente se celebraron elecciones regionales y municipales, y, en Santomera, hubo cambio de gobierno municipal. Ese año no se hizo la Feria del Limón, y, los que habíamos hecho posible que el producto de nuestra tierra fuera promocionado dentro y fuera de nuestras fronteras, quedamos destituidos. Las tres banderas que ondeaban en la Feria de Silleda ya no lo volverían a hacer, aquella promoción del producto de nuestra tierra tampoco se repitió en Silleda, pero, a quienes lo hicimos posible, nos queda el orgullo de haber hecho un bien por nuestro pueblo y por nuestro producto.


En Silleda ondeó la bandera de nuestro pueblo, Santomera, también la de Felime, y, por supuesto, la de la Región de Murcia, de la cual me siento orgulloso como murciano que soy. A los compañeros que colaboraron juntos conmigo, Ambrosio, Mirete, Alberto, Pedro Artés, Fernando, Pepito el NI, Juan Antonio, Javier y, al señor alcalde de Santomera Don Antonio Bernal y, otros más, muchas gracias por compartir un proyecto que sólo pretendía hacer un bien por nuestro pueblo.


miércoles, 2 de febrero de 2011

TRABAJOS SOCIALES

A lo largo de mis años desempeñé varios trabajos sociales sin remuneración económica. El primero de ellos fue en la asociación de padres de alumnos en el colegio Virgen del Rosario de Santomera, al cual iba mi hijo Juan. Estuve unos cuatro años; después a mi hijo lo pasaron al colegio Ricardo Campillo, que lo hicieron nuevo, y ya dejé de ser de la asociación en el otro colegio.

Después del año 1978 estuve en la junta directiva del Grupo de Propietarios del Campo de la Matanza, en el que llegué a ser el presidente. Pasados unos años, la junta directiva y yo acordamos pasar el grupo a la Comunidad de Regantes del Azarbe del Merancho de Santomera, a la cual entré como vicepresidente, y a los pocos años, el presidente que había dejó el puesto y se convocó una asamblea para elegir nuevo presidente. Me presenté al puesto y fui elegido por votación. Hasta el día de hoy, dieciséis de Febrero del 2011, todavía sigo en el cargo.

En el año 1982 fundamos una cooperativa para manipular y vender nuestra producción de limón. Éramos trece los que la fundamos, y a mí me tocó ocupar el puesto de interventor de cuentas, puesto que desempeñé durante catorce años. A día de hoy todavía sigo siendo socio de la cooperativa.


martes, 1 de febrero de 2011

ME JUBILO

En los últimos días del mes de Agosto del año 2007 me jubilo con sesenta y cinco años cumplidos, mi etapa laboral se había acabado. Mi hijo no se lo creía cuando llegué del trabajo y saqué la caja de las herramientas del coche.

Mi hijo me dijo : "papá, ¿es que es verdad que no vas a trabajar más, con lo que te gusta el trabajo?", y yo le contesté : "mira hijo, a lo largo de mi vida laboral, desde que tenía nueve años cuando comencé, me fui forjando dos ilusiones, una era llegar trabajando hasta los sesenta y cinco años, que para mí era señal de que gozaba de buena salud, y la otra ilusión que yo me forjé era no seguir trabajando después de cumplir los sesenta y cinco años; por lo tanto, voy a comenzar mi segunda ilusión, y, para no caer en la tentación, lo mejor que puedo hacer es bajar las herramientas del coche.


Así que, a fecha de hoy, dos de Febrero de dos mil once, llevo ya más de tres años jubilado y lo llevo bastante bien. De momento estoy disfrutando de mis cinco nietos, los dos de mi hijo, Juan que cumplirá once años el día veintiocho de Junio y Lucía que cumplirá ocho años el día dieciséis de Junio; y por parte de mi hija, Irene que cumplirá diez años el día ocho de Febrero, Andrea que cumplirá siete años el día dieciséis de Febrero, y Gonzálo que cumplirá cinco años el día diez de Febrero.


Y por supuesto también disfruto de mis hijos con sus respectivas parejas, y, como no podía ser menos, de mi esposa Emilia. El día tres de Mayo próximo hará cuarenta y dos años que nos casamos. Con todos ellos estoy disfrutando de mi jubilación, a los nietos llevándolos y trayéndolos del colegio, y, a los demás, haciéndoles algún "mandado" que otro si se presenta.


Sigo con atención estos BLOGS