Páginas vistas en total

miércoles, 1 de junio de 2011

SUS MEJORES AÑOS

Tenía yo trece años cuando comencé a trabajar a sueldo. Mi madre se encontraba en los mejores momentos de su vida; mi hermano mayor había hecho el servicio militar y se echó novia, mi otro hermano estaba haciendo el servicio militar en África, mi hermana Lola estaba sirviendo en Murcia, y mi padre, trabajando. Mi hermana Isabel ayudaba a mi madre en las labores de la casa, y yo, trabajando, ¡qué más podía desear mi madre si, además de todo eso, tenía casa propia!...


La alegría de mi madre seguía. Mi hermano mayor se casaba allá por el año 1959 y además con una casa nueva y sin deber ni una peseta. Eso era motivo de satisfacción para mis padres y para toda la familia.


Pero todavía les vendrían más alegrías a mis padres, en el año 1961 se casa mi otro hermano, y, como yo, trabajaba en la construcción. Mis padres le cedieron la mitad de su casa, y, entre él, el novio de mi hermana Isabel y yo, le preparamos la casa, y el día 25 de Febrero de año 1961 se casó.


Al año siguiente se casó mi hermana Lola y se fueron a vivir de alquiler a la Alberca, pero pronto se hicieron casa en la parte posterior de la de sus suegros. También a mis padres les causó alegría el ver que ninguno de sus tres hijos casados dependían de casa ajena.


Yo comencé a salir al extranjero a trabajar. El año 1962 me fui a Francia a la vendimia, el año 1963 mi fui a Alemania a trabajar en la construcción y al año siguiente me fui a Francia a trabajar también en la construcción. Ese mismo año, antes de irme a Francia, se casó mi hermana Isabel, concretamente el día 14 de Marzo de 1964.


También mi hermana Isabel, cuando se casó, se metió en casa propia. Mis padres gozaban de ver a sus hijos casados y con casa propia.


Ya sólo quedaba yo, el benjamín de la casa. Mi padre, trabajando, yo, trabajando, y mi madre con cuatro nietos. A ella se le habían terminado las penas que tanto le habían hecho sufrir.

Sigo con atención estos BLOGS