Páginas vistas en total

viernes, 7 de noviembre de 2008

MI CUNA Y MI PATIO DE RECREO

Todavía recuerdo la cuna en la cual estuve durmiendo bastante tiempo. Como no cabía por lo grande que yo estaba, le quitaron unas tablas en la parte de atrás y allí ponían una silla; y con aquel artilugio podía dormir con las piernas estiradas.
Al salir al patio había un trozo cubierto en el lado izquierdo, dividido por un tabique; la parte interior servía para los animales, y el trozo restante, de porche. En el porche había un arca para meter varias cosas.
Disponía de un pozo para sacar agua para el uso de la casa y para los animales; no se usaba para beber porque contenía demasiada sal para beberla.
No tenía aseo. En aquellos tiempos era difícil ver un aseo en las casas de los pobres.

No hay comentarios:

Sigo con atención estos BLOGS