Páginas vistas en total

miércoles, 25 de abril de 2012

REGRESO DE FRANCIA

Cuando regresé de Francia ese mismo año tenía que ingresar al servicio militar; mi madre, como todas las madres, se quedaba preocupada por la marcha del hijo que se iba, pero no con la angustia de que su hijo se iba y no tenía dinero para darle, a mis padres les dejé cuando marché al servicio militar aproximadamente unas treinta mil pesetas que había traído de Francia.

Dos años estuve en la marina de guerra española, y venía a casa cada dos semanas, porque la mili la hice en Cartagena. Mi madre me daba el dinero que yo le pedía, y a veces me decía que por qué le pedía tan poco, y yo le contestaba: "no te preocupes por mí, que en la mili también cobro cuatrocientas cincuenta pesetas todos los meses, y salgo de paseo con los amigos, y cenamos fuera del cuartel, no pienses que estoy siempre encerrado en el cuartel porque no es así".

Antes de terminar el servicio militar me eché novia formal. A mi madre le agradó mucho, pues al menos estaba tranquila de saber dónde estaba cuando salía con la motocicleta. Después de licenciarme yo seguí trabajando en la construcción, y también estuve conduciendo un camión durante un año, eso fue allá por el año 1968.

En el año 1969 nos casamos y también nosotros nos metimos en casa propia y nueva, así que a mis padres les llenaba de satisfacción ver a sus cinco hijos casados y, además, los cinco con casa propia.

Y recordando a mi madre yo la veía, a pesar de tener mas de noventa años, más joven que cuando tenía cuarenta y cinco. Como dije al principio,  mi madre murió el día veintiocho de Septiembre del año 2000, y dejó una familia de cinco matrimonios, once nietos, catorce biznietos y una tataranieta, eso le hizo gozar a ella hasta su muerte.

Hoy descansan en paz los dos, mi padre y mi madre, y como ley de vida que es, espero poder descansar algún día junto a ellos.

No hay comentarios:

Sigo con atención estos BLOGS