Páginas vistas en total

sábado, 6 de junio de 2015

CENTRO MUNICIPAL DE JUBILADOS Y PENSIONISTAS

A partir del día 22 de Agosto del año 2007 mi obligación como trabajador asalariado terminó, me jubilé y comencé otra etapa nueva, la de la tercera edad.
Me hicieron el carnet de pensionista y comencé mi etapa nueva, una etapa que espero poder llevarla bien, o por lo menos lo intentaré aquí en el Centro.
Cundo uno se jubila lo primero que se le pasa por la cabeza es, ya he llegado a viejo; pero no es así, la persona tiene varias etapas en su vida y una de ellas es esa, jubilarse, pero no quiere decir que esa persona sea vieja, porque, si fuera así, yo conozco  a muchas personas que están jubiladas y no llegan a tener 56 años.
Parte de los trabajadores de las entidades bancarias, funcionarios públicos de la Administración Central  o Regional, profesores, policías y otros muchos más, no llegan a tener la edad de jubilación y, sin embargo están jubilados, por eso digo que jubilarse no es llegar a viejo, hay que distinguir entre vejez y viejez, son muy parecidas pero no son iguales, por lo tanto no hay que confundirlas.
En el año 2014 se reforman los estatutos del Centro de la Tercera Edad y se forma la U.D.P., unión democrática de pensionistas, a la que me invitan a formar parte, pero yo renuncié a ello.
Ya años atrás, antes de jubilarme yo, hubo unas deferencias entre las personas del centro, y al no ponerse de acuerdo, el personal se dividió, y se formaron varios grupos, cada uno se regía de una forma diferente, con lo que cada día las diferencias fueran mayores.
Hacían viajes turísticos recorriendo toda la geografía española, y a veces fuera de nuestras fronteras, pero, al estar el personal dividido, esos viajes no se podían hacer tan frecuentemente, además la gente comenzaba a murmurar, este viaje lo hace el partido fulano, o el partido mengano, y eso no era bueno para el conjunto do los jubilados de Santomera y sus pedanías, era muy negativo para todo el pueblo.
Hay dos refranes que vienen a tener una gran relación con el caso, aunque sean totalmente opuestos, unos, los que quieren romper la unidad y la convivencia, y otros, los que quieren preservarla y hacerla más fuerte, y son estos, el primero, DIVIDE Y VENCERÁS cosa que a mi no me convence mucho, pero eso es sólo mi opinión, y el segundo que dice, LA UNIÓN HACE LA FUERZA, este para mí tiene más de positivo que el primero, pero, como he dicho antes, es sólo mi opinión.
Varios años atrás los que se marcharon del centro tuvieron que alquilar un local para poder hacer su convivencia, y eso llevaba unos costes que se tenían que pagar, alquiler, limpieza y mantenimiento, agua, luz, teléfono y otros.
El ayuntamiento de Santomera nos proporcionó un local para trasladarnos, pues en el Centro se iba a hacer una ampliación porque ya quedaba pequeño el local existente, se iba a hacer otra planta encima de la que había, tuvimos que dejar el Centro durante una temporada mientras se hacían las obras, nos trasladamos a un local en la misma calle, el Centro Cultural Agrícola, y allí pasamos todo el tiempo que duraron las obras en el Centro de la Tercera Edad.
Acabadas las obras, limpio el local y pasado el mobiliario, los jubilados pasamos otra vez a ocupar el Centro de la Tercera Edad. Se habían hecho algunos cambios, anteriormente el bar estaba junto con el salón de juegos, ahora el bar estaba independiente del salón de juegos, pero los dos en la planta baja del edificio. En la planta baja se encuentran ubicadas las dependencias siguientes: bar, salón de juego, biblioteca, otro pequeño salón contiguo a la biblioteca, conserjería, sala de espera y convivencia y aseos.
En la primera planta hay seis salones, uno lo ocupa la peluquería, otro la U.D.P.,  otro la pintura, otro los ordenadores, y los dos restantes para costura y bordados, también dispone de aseos y pasillos, y ascensor para el que lo quiera usar, pero, sobre todo, para personas que no puedan subir por las escaleras.
El sótano dispone de salón de actos y conferencias, asambleas, teatro, y para dar sesiones de gimnasia de distintos tipos y para juegos, también dispone de aseos.
En definitiva, tenemos un centro para todas las personas jubiladas, y también para las que no están. De momento estamos todos unidos, que es como mejor se puede estar, lo pasamos lo mejor que podemos y,  como digo al principio, si lo que uno hace lo hace a gusto, el tiempo se pasa mucho más rápido y mejor, y, lo que yo digo, que sea para bien y para muchos años. 

No hay comentarios:

Sigo con atención estos BLOGS