Páginas vistas en total

martes, 4 de enero de 2011

OTRO TRABAJO

A lo largo de mi estancia en la empresa Diego Marín Alarcón realicé diversos trabajos, algunos más destacados de lo habitual, porque, cuando entré en la empresa, los trabajos que ésta realizaba eran en su mayoría de caminos rurales y agrícolas. Como se enteraron enseguida de que mi especialidad consistía principalmente en la construcción de viviendas, la empresa comenzó a tomar obras de más envergadura, hice una casa en una finca experimental en Blanca. Para esa obra contraté a mi cuñado Paco y a mi hijo Juan el año 1.986.

En el año 1.990 hice un chalet en Extremadura para un ingeniero en Santa Cruz de la Sierra, provincia de Cáceres. Terminada esa obra, hice una cámara agraria en Caravaca de la Cruz, provincia de Murcia, y, a continuación, hice la estación de autobuses de Lorca junto a la estación de ferrocarril.
Nada más terminar la estación de autobuses, hice una impulsión de riego entre Lorca y Puerto Lumbreras, concretamente en El Esparragal, para una modernización de regadío. Se hizo la toma buscando el túnel que lleva el agua del trasvase a Almería. Tuvimos que profundizar casi seis metros para hacer la solera de la arqueta que toma el agua del túnel. Se colocaron ochenta metros de tubería de 1.200 m.m. desde la arqueta de la toma hasta la arqueta de las bombas. Esta arqueta medía 15 m x 10 m, sin ningún pilar en el centro y con una profundidad de 5 m. Se colocaron cinco bombas de 200 l x s cada una. Al final de la tubería de impulsión se tuvo que colocar una torre de equilibrio de presión, que medía más de veinte metros de altura.
De allí me pasé a Salamanca para construir otra cámara agraria. A esa obra no me llevé a mi hijo. Se quedó haciendo los remates de la impulsión. Por cierto, allí se despidió y se fue a otra empresa.
Ya llevaba más de nueve años en la empresa, y casi siempre lejos de mi casa; se había ganado dinero, pero el dinero no lo era todo y me planteé dejar la empresa cuando terminara la cámara agraria de Salamanca. Tenía que viajar muchos kilómetros solo y casi siempre de noche, así que comuniqué a mi empresa que, cuando se me terminara el contrato que tenía, ya no seguiría, y dejé la empresa justo a los diez años de comenzar, el día 4 de Noviembre de 1.994.

No hay comentarios:

Sigo con atención estos BLOGS